hacienda queiles

producto producto

De sabor agradable y equilibrado, este aceite de arbequina tiene unas características más cercanas a lo dulce que a lo amargo y picante, pasando muy bien en boca y dejando un regusto agradable. Este es además un aceite ecológico que no ha sido sintetizado con ningún tipo de producto químico ya que el cultivo que se realiza en el pago de la Hacienda Queiles es completamente, ecológico y natural. Un parámetro más de la calidad hacia este producto y también hacia sus consumidores.

Elemento indispensable en la dieta mediterránea, el aceite Abbae de Queiles además de todas las cualidades del aceite virgen extra, tiene también todas las propiedades de un producto excelente no sólo para paladar sino también para la salud.

Este aceite tan sólo se vende embotellado, en botellas numeradas y etiquetadas en las que también figura la fecha de la cosecha, un dato que no se especifica en ningún otro aceite de España. Los formatos son la botella de medio litro, la de 250 ml, y también la lata de tres litros que se comercializa, principalmente, en el extranjero como producto orgánico.

El 50% de la producción de la Hacienda Queiles se dedica, actualmente, a la exportación. Por ello, el aceite de oliva virgen extra Abbae de Queiles se encuentra en países como Japón, Canadá, Estados Unidos, Venezuela y en otras muchas naciones europeas como Francia, Alemania, Italia, Dinamarca, Suiza u Holanda, entre otras.